martes, 8 de noviembre de 2011

Mariano Rajoy el candidato presidencial de centroderecha ganó el debate televisivo según encuestas en España

El candidato presidencial de centroderecha español, Mariano Rajoy, ganó el debate televisivo con un ataque frontal al manejo económico del Gobierno, según sondeos publicados este martes, impulsando el liderazgo de su Partido Popular hacia las elecciones del 20 de noviembre.

El 21,5 por ciento de desempleo y la crisis de la zona euro dominaron el único debate programado entre Rajoy y el candidato socialista a presidente del Gobierno español, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien pintó a su rival como una amenaza al estado de bienestar.
Poco más de la mitad de los participantes en una encuesta publicada por el diario "El Mundo" pensaron que Rajoy había ganado el debate de anoche. En otro sondeo del periódico "El País ", el 46 por ciento puso a Rajoy como el ganador comparado con el 41 por ciento para Rubalcaba.

Rajoy atacó el manejo de los socialistas de la economía, que según algunos analistas entrará en recesión el año próximo, pero no pudo aclarar cómo planea reducir el desempleo y reducir el déficit de España.
Una caricatura publicada en "El Mundo " mostraba cómo la crisis de la zona euro que derrocó al Gobierno griego y está amenazando a Italia dominará la agenda del primer ministro.
El liderazgo del Partido Popular (PP) es tan amplio, 17 puntos porcentuales sobre su rival según las dos encuestas, que la única esperanza de Rubalcaba en el debate era generar temor sobre los planes económicos de Rajoy para tratar de evitar que tenga una mayoría absoluta en el Parlamento.

Rajoy apuntaría a implementar medidas de austeridad si gana la elección parlamentaria para intentar reducir el déficit público español y evitar un rescate financiero como Grecia, Portugal e Irlanda.
En el debate, visto por unas 12 millones de personas, Rajoy prometió no congelar las pensiones pero Rubalcaba no logró que dijera dónde realizará los recortes.
Rubalcaba, quien renunció como ministro del Interior para liderar la campaña de los socialistas, dijo que si gana los comicios será cauteloso en los recortes del gasto y encontrará formas de estimular la economía mediante impuestos a los ricos.

El candidato socialista ha luchado por diferenciarse del impopular presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, después de trabajar en su administración durante siete años.
Uno de cada cinco trabajadores españoles está desempleado, la tasa de desempleo más alta de la Unión Europea.
Rajoy, quien perdió las últimas dos elecciones generales frente a Zapatero, es generalmente considerado como un líder poco carismático y su campaña ha ganado por los errores de los socialistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada