sábado, 26 de noviembre de 2011

Jair Bolsonaro diputado brasileño sugirió que Dilma Rousseff es lesbiana

"Si le gustan los homosexuales, asúmalo", exclamó Jair Bolsonaro durante un debate legislativo por un programa escolar de tolencia a la diversidad. Otros opositores lo criticaron y el oficalista PT pedirá su destitución.El diputado, defensor de posturas abiertamente homofóbicas, sugirió en el pleno de la Cámara Baja que la presidente brasileña sería homosexual. Lo hizo durante su intervención en la discusión del plan del Ministerio de Educación dirigido a enseñar a los menores a respetar todas las orientaciones sexuales.

La propia presidente ordenó, en mayo, la reformulación del programa -conocido como "kit-gay" por grupos evangélicos y conservadores que lo consideraron una forma de promover la homosexualidad- para eliminar las sospechas de que estaría dirigido a impulsar conductas homosexuales.
 "El kit-gay no fue sepultado aún. Dilma Rousseff, pare de mentir. Si le gustan los homosexuales, asúmalo", manifestó Bolsonaro ante la estupefacta mirada de sus compañeros. "Si su asunto es amor con los homosexuales, asúmalo, pero no deje que esa cobardía entre a las escuelas primarias", agregó.

El diputado Domingos Dutra, quien en ese momento presidía la sesión, ordenó eliminar la declaración del acta del día para que no quedara como parte del registro histórico de la Cámara.
Posteriormente, Bolsonaro, un ex militar del conservador Partido Progresista (PP), intentó explicar a la prensa que no aludió a la orientación sexual de la mandataria, quien es divorciada y madre de una hija, sino a su "amor por la causa gay".

Pero su justificación fue rechazada, incluso, por parlamentarios de la oposición, que consideraron que las declaraciones debían ser denunciadas al Consejo de Ética del Legislativo.

"Puede criticar al Gobierno, pero crear un prejuicio, ofender a la presidente de la República por prejuicio, exige una posición seria" del Congreso, afirmó el senador Demóstenes Torres, del conservador Partido Demócrata.

La bancada del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) pedirá su destitución. Paulo Teixeira, líder de bloque oficialista, consideró: "Él hirió el decoro legislativo. Incitó al odio contra los homosexuales y no siguió los ritos del parlamento".

Bolsonaro ya fue denunciado en el pasado ante el Consejo de Ética por manifestaciones homofóbicas y racistas, pero siempre fue exculpado.

"Yo no tengo que pedir disculpas a Rousseff, todo lo que digo es motivo de denuncia", se quejó el cuestionado legislador. "Que me destituyan, pero que tengan la vergüenza de enterrar ese proyecto de kit-gay", insistió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada