miércoles, 12 de octubre de 2011

La segunda jornada de las eliminatorias sudamericanas: Los 10 hechos más destacados

La primera fecha de la eliminatoria sudamericana nos había dejado 100% de victorias locales y fiesta de goles.¿Qué nos dejó la segunda? Aunque las tendencias se mantuvieron, hubo matices.

2 triunfos locales, 1 empate y 1 visitante llevan la cuenta general, hasta aquí, a 6-1-1 para los dueños de casa. En puntos, es contundente la diferencia: 19 a 4.
Con respecto a los goles, en esta 2ª jornada hubo 12 en 4 juegos, a 3 de promedio. Sumados a los 15 iniciales, van 27 conquistas en 8 matchs: un muy alto 3,37.
¿Se agrega algo? Sí, la tremenda paridad que ya se vio reflejada en la última Copa América. Ningún equipo ganó los dos choques, y la tabla de posiciones ya muestra un líder (Uruguay) al que lo persiguen, a sólo una unidad, seis de las restantes 8 selecciones.
Será durísima, para todos, esta competencia continental. Muchos dicen que es la más difícil y cerrada del mundo. Los diferentes desarrollos nos dirán si es cierta o no tal afirmación.

Veamos lo más saliente que nos dejó la fecha 2.

El jugador: Juan Arango, de Venezuela.
Este volante de 31 años que juega en el fútbol alemán para el Borussia Monchengladbach, va camino de convertirse en el futbolista más importante de la historia de "La Vinotinto".
El oriundo de Maracay ya pasó el centenar de partidos y seguramente desplazará a José Manuel Rey del primer sitio de presencias; y pelea palmo a palmo con Giancarlo Maldonado por ser además el máximo artillero.
El capitán es el referente indiscutido dentro del campo que eligió César Farías para comandar esta tremenda ilusión de participar por primera vez en una Copa del Mundo.
Ante Argentina, en Puerto La Cruz, fue la figura excluyente. No marcó porque se lo impidió el arquero albiceleste Mariano Andújar controlándole un par de zurdazos furibundos, pero igualmente fue el mejor.
Por conducción, panorama, talento y pegada, se lleva un 8 de calificación.

Las otras figuras: nos quedamos con una sola, Fernando Amorebieta (Venezuela).
Este zaguero central que juega para el Athletic de Bilbao en la Liga de las Estrellas, no sólo controló junto a sus compañeros de zaga a la dupla Messi-Higuaín, sino que además fue al área rival y, de cabeza, rubricó un triunfo histórico que entrará en las páginas más importantes del fútbol de su tierra.
Nacido en el estado de Anzoátegui, ayer vivió allí mismo su momento cumbre.
Partió de muy chico a España y allí se hizo futbolista. Marcelo Bielsa, su actual DT en el conjunto vasco, le sugirió que no aceptara la oferta venezolana y esperará una chance en la selección española. Amorebieta no le hizo caso, y aquí está. Triunfando y soñando.
Lo calificamos con un 8 también.

El equipo: Venezuela, sin lugar a dudas.
Llevaba 18 derrotas en 18 partidos ante Argentina. Y le ganó bien. Con justicia.
En este mismo espacio, hace algunos días, planteamos la polémica que se había generado con César Farías por la decisión del entrenador de llevar un equipo alternativo a Ecuador y "guardar" a los mejores para este choque ante los argentinos. Y dijimos que seguramente los resultados iban a ser los que le darían o no la razón a Farías. Y así fue. Primero hubo bronca. Y ahora hay fiesta.
Tanto los que están a favor como los que están en contra de este DT, seguramente hubiesen tomado de muy buena manera dos empates. Un punto en la altura de Quito, y otro ante Argentina, no eran para despreciar. Pues bien, Venezuela tiene 3 puntos y no 2. Aunque algunos dirán, con razón, que Ecuador es un rival directo con el que se perdieron puntos.
Todo es opinable y discutible. Como lo que diremos a continuación sin sentir que tenemos la verdad, apenas como observadores "ajenos" de la cuestión. Para nosotros, César Farías es un muy buen entrenador, que ha sabido cambiarle la cara a su selección nacional. Le dio algo que no se compra en la esquina ni se gana a fuerza de entrenar en campo todos los días. Le dio personalidad, identidad, y eso excede la práctica pura, es una virtud que necesita de otros adimentos. Lo dijimos antes de la Copa América, durante, y lo sostenemos ahora. Gane o pierda, llegue al Mundial o no, para nosotros Farías es bueno. Y muy joven (apenas 38 años). Lo que le da mayor mérito aún.

El partido: Chile 4, Perú 2.
¿Las causas? Seis goles, un ida y vuelta constante y frenético, dos equipos decididos a atacar, 4 tiros en los postes que pegó el perdedor, alternartivas cambiantes, errores defensivos por todas partes, vértigo.
Un encuento apasionante el que nos brindó el "clásico del Pacífico". Con virtudes y defectos que explotaban a cada minuto. Hermoso espectáculo.
Borghi y Markarián deben haber finalizado el juego con sensaciones muy ambiguas, y con conclusiones muy dispares según los sectores del campo analizados.

El gol: el de Gary Medel, en Chile 4 vs. Perú 2.
Un bombazo espectacular tras una corrida "a lo guapo". Un Medel auténtico.
El arquero peruano Raúl Fernández lo hizo más lindo aún ya que voló de forma acrobática enriqueciendo la imagen, pero no llegó.

El equipo ideal: Renny Vega (Venezuela); Camilo Zúñiga (Colombia), Diego Lugano (Uruguay), Fernando Amorebieta (Venezuela), Richard Ortiz (Paraguay); Freddy Guarín (Colombia), Tomás Rincón (Venezuela), Juan Arango (Venezuela); Jorge Valdivia (Chile); Dorlan Pabón (Colombia), Eduardo Vargas (Chile).

El dato: dos.
Como visitante, y por eliminatorias, Perú nunca pudo ganarle a Chile.
En ocho encuentros, hubo 6 victorias "rojas" y apenas dos empates.
También en esa condición, por eliminatorias, Uruguay jamás le ganó a Paraguay (este 1-1 fue su primer punto).
En 6 choques, 5 victorias guaraníes y esta igualdad.
El árbitro: Roberto Silvera (Uruguay), en Venezuela 1 vs. Argentina 0.
El charrúa tuvo personalidad, firmeza y repetidos aciertos. Siempre controló "todo".
Lo calificamos con un 7.
Las polémicas de la fecha: quedaron desactivadas por los resultados.
Días de duras críticas habían soportado tanto Claudio Borghi como César Farías con las respectivas prensas de sus países.
Pero las dos importantes victorias conseguidas por sus selecciones cambiaron el foco. Suele pasar.
La pregunta que nos dejó la fecha: ¿Qué cobró el paraguayo Carlos Amarilla en el gol anulado a Marcelo Moreno Martins, de Bolivia, ante Colombia?. Hubiese sido el 1-0 para los bolivianos en el inicio del partido. El delantero no cometió infracción sobre el capitán cafetero Luis Amaranto Perea. El partido finalizó Bolivia 1 vs. Colombia 2. 
Y esto no quiere desmerecer en nada la victoria del conjunto de Leonel Alvarez en la altura de La Paz. Con un sistema táctico similar al empleado en la Copa América por el Bolillo Gómez (4-1-4-1), Colombia consiguió 3 puntos de oro, ya que allí no muchas selecciones lograrán llevarse semejante recompensa. Y lo hizo con sus atributos de siempre: buen fútbol, pelota al pie, toque y juego asociado. Claro que esta vez le agregó algo esencial cuando uno debe abroquelarse a causa de los 3.600 metros que restan piernas y oxígeno: un contraataque letal manejado y resuelto con precisión y contundencia.

Queridos seguidores de ESPNDEPORTES.COM, esta apasionante y reñida eliminatoria sudamericana tendrá sus próximos capítulos pronto. Apenas dentro de un mes, el 11 y el 15 de noviembre, se disputarán la 3ª y la 4ª fecha.
Allí estaremos, en este mismo espacio, para seguir disfrutando de esto que tanto nos gusta, el fútbol.

Hasta la próxima.

Daniel Czwan Por Daniel Czwan
ESPNdeportes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada