lunes, 30 de enero de 2012

La nueva joya turística del Perú: Marcahuamachuco...el nuevo Machu Picchu?

 
 
Marcahuamachuco, un enigmático complejo arqueológico de piedra de cerca de mil 600 años de antigüedad ubicado en la sierra norte de Perú emerge poco a poco del olvido para convertirse en un futuro cercano en una de las grandes estrellas del turismo del Perú.
 
Disperso en una área de 240 hectáreas, en un cerro a más 3 mil 700 metros de altura, el complejo preinca, el cual aun no se sabe qué civilización lo construyó, simboliza el drama de los bienes del patrimonio cultural peruano afectado por el saqueo y la destrucción natural.
Pero con la ayuda de un moderno sistema de conservación será posible protegerla y encontrar pistas de su pasado, gracias al convenio entre el Gobierno peruano y la Global Heritage Fund (GHF).

"La estrategia es poner en valor a Marcahuamachuco, uno de los tesoros arqueológicos más olvidados de los Andes, como atractivo histórico, cultural y turístico a fin de que la UNESCO lo declare Patrimonio Cultural de la Humanidad", señala Alejandro Camino, representante en Perú de la GHF, organismo que preserva sitios arqueológicos en el mundo.
"Se desconoce a qué cultura perteneció Marcahuamachuco, se sabe que las edificaciones de piedras, con paredes de 10 a 15 metros de alto, fueron construidas entre 350 y 400 años d.C. pero se ignora cuándo y de dónde llegaron sus habitantes", explica Cristian Vizconde, jefe de los arqueólogos del Gobierno de Perú.
En octubre de 2010, tras eliminarse la maleza que cubría parte del complejo, se descubrieron edificaciones de piedras, galerías, una plaza rectangular y viviendas organizadas a manera de centro urbano religioso. "Está todo amurallado, con un fortín de piedras en la meseta para evitar invasiones", agrega Vizconde.
Marcahuamachuco en idioma quechua significa "Pueblo de hombres con gorro de halcón", y de acuerdo con Vizconde es el centro preinca más importante de los Andes, ya que cuenta con un dios, su propio idioma, el culli, que perduró hasta finales del siglo 20, y edificaciones que no han sido vistas en otros centros arqueológicos peruanos.
Una de los puntos que más llamó la atención de los investigadores fue la zona denominada El Castillo, en donde se descubrió un cementerio, posiblemente de sacerdotes o nobles. "Esos lugares han sido saqueados y los pocos restos humanos que quedaron serán analizados con apoyo de la GHF", indica.
Los canadienses John Topic y Theresa Lange-Topic, quienes han estudiado el complejo, sostienen que los últimos habitantes de esta ciudad se fueron a fines del año 1200 d.C. y cuando llegaron los incas dos siglos después sólo hallaron pastores.

"Se desconoce por qué se fueron, posiblemente por epidemia, pero todo es un misterio aun por resolver", expresa Vizconde.
John Hurd, consejero Internacional de la GHF, afirma que Marcahuamachuco "es un sitio impresionante e imponente que podría romper la dependencia de la industria de turismo en Machu Picchu; lo que más me golpeó es la increíble transparencia del conjunto, era muy público, un sitio construido para impresionar, para mostrar el poder de una dinastía".
Por su parte, Julio Vargas, experto en estructura arqueológica de la GHF, dice estar muy impresionado por el tamaño de las construcciones y el trabajo en mortero (arcilla) para unir las piedras, pues explica que se necesitó de una gran técnica para que éstas resistieran durante siglos las lluvias y el viento.

El sitio ha sido dividido en cuatro conjuntos de edificaciones: El Castillo, Las Monjas, Los Corrales y Cerro Viejo. Marcahuamachuco es uno de los 317 sitios arqueológicos encontrados en la zona de Huamachuco, y "todos están en peligro por la creciente presencia de la minería informal de oro", lamenta Vizconde.

"En Huamachuco hay habitantes que en sus casas tienen piedras extraídas de las ruinas", advierte Vargas, quien cuenta que hace unos años una familia entregó una cabeza de piedra para el museo "porque tras varios años de tenerla en su poder ahora le ocupaba espacio en su casa".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada