lunes, 16 de enero de 2012

Turistas chinos ayudan al mercado de lujo en Europa

Durante el último trimestre del año, Richemont, fabricante de Cartier y Mont Blanc, aumentó un 24% sus ventas. El índice le permitió cumplir con los objetivos de ganancias para 2012 y mantener sus previsiones.

El balance alivió el temor a una desaceleración del sector de lujo y permitió a la empresa suiza confirmar su objetivo.

El fabricante de las joyas Cartier y de los relojes IWC, entre otras, comunicó el lunes que sus ventas aumentaron un 24 por ciento, a tipos de cambio constante, entre octubre y diciembre, superando pronósticos de un incremento de un 20 por ciento.

La floreciente demanda asiática, más la llegada masiva de turistas chinos a boutiques de lujo en Europa, han ayudado hasta ahora a la industria a navegar casi sin problemas la última ola de turbulencia económica. Sin embargo, los recientes comentarios de algunos ejecutivos del sector han sugerido que ese cuadro podría estar cambiando.

La semana pasada, la cadena de joyerías Tiffany & Co, que genera más de la mitad de sus movimientos en América, dijo que en Navidad las ventas se habían debilitado marcadamente y redujo su previsión de ganancias para el año completo.

Su rival suizo Swatch Group SA advirtió que el aumento de las ventas se reduciría entre un 5 y un 10 por ciento este año, contra el casi 22 por ciento del 2011. Richemont no entregó un panorama para el incremento de sus ventas en el año que viene, pero confirmó su guía previa de un alza significativa en su ganancia operativa para su año financiero actual, que termina en marzo.

En una nota de investigación, el analista Thomas Chauvet, de Citi, estimó una ralentización en el incremento de las ventas a un 10 por ciento en el año fiscal 2013, sobre tipos de cambio estables.



Fuente: Reuters

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada