viernes, 20 de enero de 2012

Las Reservas Internacionales del Perú rompen un record histórico: 50,000 millones de dólares

Reservas internacionales del Banco Central lograron cifra récord en enero. Ahorro protege a la población de caída del crédito, de vaivenes bruscos en el precio del dólar y de la inflación.

Usualmente, cuando ocurre una crisis económica, los inversionistas internacionales optan por retirarse de los países en los que están buscando oportunidades de negocio y retornan a sus naciones de origen. Y esto se refleja, por ejemplo, en la restricción de líneas de créditos para proyectos por parte de los bancos.

El exviceministro de Economía Eduardo Morón explica que si el Perú no tuviese reservas, ante una situación como esa, el tipo de cambio podría subir abruptamente a S/.2.70, S/.2.80 o S/.2.90, lo que ocasionaría un encarecimiento del costo del crédito para las personas con créditos en dólares.

CIFRA RÉCORD
 
Afortunadamente, y como en ningún otro momento en la historia del Perú, las Reservas Internacionales Netas (RIN) del país llegaron el 18 de enero último a US$50,301 millones, según informó ayer el Banco Central de Reserva (BCR).
¿Para qué sirven? El BCR puede disponer de estos recursos para inyectar liquidez a través de los bancos y compensar, así, la fuga de capitales. De esta forma ‘suaviza’ la necesidad de alza en la cotización del billete verde y atiende las necesidades de financiamiento que puedan surgir en el mercado, detalla Morón.

GARANTIZAN ESTABILIDAD
 
Según detalla Jorge Chávez, expresidente del Banco Central, este importante ahorro acumulado funciona como un respaldo para el dinero que circula en la economía y en los bolsillos de los peruanos.
“Las Reservas Internacionales generan estabilidad económica y evitan un repunte de la inflación, pues un alza de los precios afectaría a los más pobres”, anota Chávez.
¿Son suficientes estos recursos para enfrentar una crisis? El tamaño del salvavidas está en función de las necesidades de cada país.
“En el caso del Perú, tenemos una talla más grande que la normal porque hay una mayor cantidad de dólares en nuestra economía con más del 40% de la cartera de créditos del sistema financiero en dólares”, refiere Morón.

SON UN ESCUDO
 
Para el exviceministro, si en el mundo se desatara una nueva crisis mundial, el tipo de cambio no se depreciaría “alocadamente”, ni se caería ningún banco, ni habría una reestructuración masiva de empresas, como ocurrió en 1998.
El ajuste en la actividad productiva sería gradual y la volatilidad en la cotización de la divisa estadounidense sería moderada, como en 2008, cuando la depreciación del billete verde en el Perú fue menos abrupta que en otros países de la región.

¿BLINDADOS?
 
El BCR afirma que la mayor disponibilidad de divisas reduce los niveles de riesgo del Perú y eleva su calificación crediticia, lo que se traduce en mejores condiciones para la obtención de créditos del exterior por parte de empresas peruanas y en la expansión de la inversión extranjera en el país.
Chávez anota que, si bien esta acumulación es positiva, tampoco es la panacea. Para estar mejor protegidos, tiene que haber una mayor diversificación de las exportaciones y elevarse la productividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada