jueves, 8 de diciembre de 2011

Valiosa pieza de oro que pertenecía a la tumba del Señor de Sipán fue recuperada hoy por el Perú

La reliquia denominada “Cabeza de Mono Dorada” fue sustraída de nuestro país en los años 90. El FBI la ubicó en Nuevo México, EEUU, donde permanecía hasta ahora.

 

Una valiosa pieza que pertenecía a la tumba del Señor de Sipán fue recuperada hoy por nuestro país, luego de que fuese robada del entorno arqueológico del líder moche en los años noventa, y llevada a Estados Unidos.

La reliquia, elaborada en oro macizo, representa a un mono y refleja el alto nivel de sofisticación metalúrgica alcanzado por la cultura Moche entre los años 200 y 800 de nuestra era. 

La llamada “Cabeza de Mono Dorada” era un ornamento característico de los collares usados por las más altas autoridades del antiguo Perú.

“Esta pieza ha sido admirada por miles de visitantes mientras estuvo en exhibición en el Palacio de los Gobernadores, en Nuevo México, pero creo que la historia que la sustenta va a ser más legible cuando se ponga en el contexto de la cultura y el entorno que le dio origen”, indicó Frances Levine, directora del Museo de Historia de Nuevo México, durante la ceremonia de repatriación llevada a cabo en la sede de la embajada de Perú en Washington D.C.

En setiembre de 1998, el FBI abrió una investigación sobre el ingreso ilícito de la pieza, la cual formaba parte de la colección privada del ciudadano estadounidense John Bourne, desde mayo de 1998 hasta julio de 2008.

El Gobierno solicitó al museo Palacio de los Gobernadores la repatriación de la pieza el 21 de noviembre de 1998, luego que Walter Alva, director del Museo de Tumbas Reales de Sipán, realizara un peritaje in situ de la pieza para verificar su origen.
En 2011, el embajador peruano dirigió una carta al Fiscal General de los EE.UU, Eric Holder, solicitando la asistencia del Departamento de Justicia para la repatriación de la “Cabeza de Mono Dorada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada