viernes, 2 de diciembre de 2011

Fracasa intento de Hugo Chávez para que Latinoamérica prescinda de la OEA

Jefes de Estado de la nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños acordaron en Caracas que este foro no sustituirá a ningún otro, como pretendía el mandatario llanero.

La nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se fundará entre hoy y mañana en Caracas, en el marco de la tercera cumbre de América Latina y el Caribe (CALC), no destronará a la Organización de Estados Americanos (OEA), dejando fuera del diálogo regional a Estados Unidos y Canadá.

Así lo acordaron, en un debate previo a la cumbre de jefes de Estado que comienza hoy, los representantes de los 33 países que conformarán la Celac. Por ahora, este será un foro de integración que complemente la labor de la decena de organismos ya existentes en la región. Es decir, no será un sustituto de ninguno de ellos, como pretendía el presidente venezolano y anfitrión del evento, Hugo Chávez.
Como se sabe, Chávez ha insistido en que este nuevo organismo debe reemplazar a la OEA y asumió la fundación de la Celac como una cruzada personal para lograr ese objetivo. Pero no lo logró.
“Estamos poniendo aquí la piedra fundamental de la unidad, la independencia y el desarrollo”, aseguró el mandatario llanero al inicio de una solemne ceremonia celebrada en el teatro Teresa Carreño de Caracas, que dio inicio a la cumbre de dos días.
Para Chávez, “la OEA es lo viejo, un espacio que fue manipulado, dominado por Estados Unidos”, mientras que la Celac “nace con un espíritu nuevo, como un arma de integración política, económica y social”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada