lunes, 22 de agosto de 2011

El gobierno socialista de Rousseff en Brasil, no se salva de la corrupción


Mientras en el Perú Ollanta Humala toma como "modelo" al gobierno de la socialistra Dilma Roussef y su mentor Lula Da Silva, éste se ve sacudido por la corrupción de sus ministros.El último comprometido es el ministro de Turismo Pedro Novais, sobre el que caen una ola de denuncias de corrupción. 

Aquí la nota de DPA:

Brasilia, (DPA). Una nueva ola de denuncias de corrupción hacen tambalear al ministro brasileño de Turismo, Pedro Novais, cuyo alejamiento del cargo fue defendido hoy por el presidente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Ophir Cavalcante.

El pedido de Cavalcante responde a denuncias de la que está siendo objeto la cartera desde principios de este mes, cuando fueron arrestados 38 funcionarios, entre ellos el ex viceministro Frederico Silva da Costa
“Existe un comprometimiento muy fuerte del ministro de Turismo con la estructura del ministerio que está contaminado. Lo ideal sería que él se alejara del cargo”, dijo Cavalcante. Entre otras irregularidades, Cavalcante se refirió a la denuncia realizada por el diario “Folha de Sao Paulo”, que señala que dicho ministerio gastó 351,7 millones de reales (219,8 millones de dólares) en los últimos dos años, en obras realizadas en ciudades que tienen poco o ningún tránsito de turistas, y que además no están vinculadas al sector, como drenaje, saneamiento, plazas y puentes, entre otras.


DÍAS CRÍTICOS PARA ROUSSEFF
Novais integra el gabinete de la presidenta Dilma Rousseff por indicación del presidente del Senado, José Sarney, uno de los exponentes del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el principal socio de la coalición gubernamental liderada por el socialista Partido de los Trabajadores (PT). 

El pedido de renuncia de Novais ocurre en medio de una crisis por la que atraviesa el gobierno de Rousseff, quien desde que asumió en enero pasado perdió cuatro ministros: Wagner Rossi de Agricultura, Antonio Palocci del Gabinete Civil de la Presidencia, Alfredo Nascimento de Transportes y Nelson Jobim de Defensa. 
Salvo este último, todos los demás se vieron forzados a dejar sus cargos salpicados por graves denuncias de irregularidades, como enriquecimiento ilícito, fraude en licitaciones, tráfico de influencia y malversación de recursos públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada